N. 19 – Belém/PA - Novembro/Dezembro - 2014

La Educación como Llave a la Libertad

Eva Canto Alcón

En una ocasión tuve la suerte de cruzarme por casualidad con una frase de las que se tatúan en el alma, el autor era Diego Luis Córdoba un abogado y político colombiano de origen africano quien afirmó que "Por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad." Tras leer esas palabras me quede pensativa y reflexionando sobre ellas, dándome cuenta de la gran profundidad de las mismas, siendo aplicables a cualquier ámbito, incluida la cuestión de genero.

Analicé la frase de Diego Luis Córdoba considerando la educación, no como la obtención  de un título académico, sino como el instrumento o la vía para adquirir el conocimiento y la capacidad de valoración y análisis de un tema determinado.

En innumerables ocasiones se ha considerado la educación como la solución a la diferenciación social entre hombres y mujeres, y la falta de ella como el origen de dicha diferenciación.

El origen: entendiendo la falta de educación, siendo el resultado la ignorancia, como cauda del sometimiento de la mujer frente al hombre, y por tanto la falta de libertad para tomar decisiones y expresar opiniones y pensamientos propios.

Históricamente la mujer se ha encontrado en una posición inferior a la del hombre, en ocasiones  dependiendo de su beneplácito para poder estudiar o trabajar, haciendo que los pensamientos de las mujeres no fuesen más que simples reflejos de los de su padre, marido o hijo y descalificando las ideas propias. Lo que ha conducido a un sometimiento del género “débil” al “fuerte”

La solución: la educación como herramienta para conseguir la libertad de opinión, pensamiento y actuación de las mujeres y por tanto eliminar la diferenciación social entre géneros.

La educación en el ámbito de la igualdad de género se debe dirigir a todos los colectivos y especialmente a aquellos más vulnerables, para conseguir eliminar una lacra tan arraigada en la sociedad, como es el machismo y la depreciación de las mujeres

Actualmente se está trabando para que la posición de la mujer frente a la del hombre sean de iguales, aunque no se esté consiguiendo al nivel deseado, se ha avanzado mucho gracias a la educación y concienciación de ambos géneros.

Por todo ello mi reflexión sobre la frase que tenía tatuada en mi alma me llevo a concluir que para que las mujeres dejemos de servir al hombre y seamos libres en actuaciones y pensamientos, necesitamos pasar de la ignorancia al conocimiento y eso únicamente se puede conseguir con la EDUCACIÓN.

Eva Canto Alcón (foto) es Diplomada en Relaciones Laborales y Graduada en Recursos Humanos por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla/ España; Post-graduada en Riesgos Laborales por la Universidad de Córdoba y habilitada para el ejercicio docente por la Universidad de Granada. Actualmente imparte clases en materias relacionadas con el derecho laboral y la empresa, siendo autora de la obra Mujer y Madre en el Mercado Laboral de Hoy”, iniciándose desde entonces en el estudio del género en este ámbito. E-mail: Este endereço de e-mail está protegido contra spambots. Você deve habilitar o JavaScript para visualizá-lo.